Los quistes representan sin duda, un peligro para la integridad del componente maxilofacial, ocasionando trastornos funcionales y estéticos de variable intensidad por lo que deben ser diagnosticados precozmente y tratados de forma adecuada.

La práctica ha demostrado que existen dificultades en la interpretación clínica y radiológica de estas afecciones debido a lo que se asemejan entre sí algunas de ellas. Esto hace que las consideraciones quirúrgicas de los quistes maxilares estén relacionadas con los patrones clínicos e histológicos de cada uno de ellos.

Entre los procesos que integran la patología quirúrgica maxilofacial, uno de los más complejos es el de las lesiones tumorales de los maxilares. Entre todos los procesos tumorales, quizás el más importante sea el referido a los quistes maxilares por su frecuencia y aparición y por el papel que en su diagnóstico  y tratamiento tiene el Cirujano Maxilofacial.