Los microtornillos en ortodoncia surgen como una necesidad para un anclaje estable.

El uso de un anclaje estable en ortodoncia permite eliminar los movimientos indeseables en los  dientes, cuando se utilizan para este fin. Esta forma de anclaje sustituye los procedimientos tradicionales como la tracción extraoral, o aparatos intraorales, algunos de los cuales necesitan de gran  la colaboración de parte del paciente. Asimismo, este sistema de anclaje permite una aplicación de fuerzas continuas, disminuyendo el tiempo de tratamiento.

Consisten de un pequeño tornillo de anclaje intraósea y que hace emergencia en el tejido blando de la boca ya sea en la encía o paladar. Existen diferentes tipos de diseños y se escoge el adecuado para solucionar el problema a tratar.

La aplicación de microtornillos es una intervención sencilla y segura, siempre y cuando se utilicen adecuadamente por el Cirujano Máxilo-Facial.